• Comparte a Telegram
  • Comparte a WhatsApp
  • Imprimir

La ONU vuelve a pedir la libertad inmediata de los presos políticos

El Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de las Naciones Unidas pide la libertad inmediata de cuatro de los presos políticos en prisión preventiva esperando sentencia.

05/07/2019 10:20
El conseller Alfred Bosch, durante una rueda de prensa, en una imagen de archivo

El conseller Alfred Bosch, durante una rueda de prensa, en una imagen de archivo

El grupo califica la detención de Joaquim Forn, Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa, exconsellers del Govern de la Generalitat, de arbitraria y pide que España les compense por el tiempo que han pasado en prisión preventiva.

Además, la organización de las Naciones Unidas exige que se lleve a cabo una investigación independiente y exhaustiva sobre las violaciones de derechos. El grupo de trabajo de la ONU también pide que el gobierno español "adopte las medidas pertinentes para resolver la situación sin más dilación y de acuerdo con estándares internacionales".

El conseller de Acción Exterior Relaciones Institucionales y Transparencia, Alfred Bosch, ha exigido una vez más que las autoridades españolas "cumplan con la decisión del Grupo de Trabajo de la ONU y que liberen los presos políticos inmediatamente". "Los dictámenes de organismos internacionales tienen que ser respetados y se tiene que cumplir con los derechos humanos", ha afirmado el conseller Bosch.

No es la primera vez que el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias emite un dictamen oficial sobre el tema. En mayo exigió la puesta en libertad y compensación para tres otros líderes catalanes que se encuentran en detención preventiva, en este caso los líderes de la sociedad civil Jordi Cuixart y Jordi Sànchez, y el exvicepresident Oriol Junqueras. El comunicado oficial del grupo de la ONU coincide con los 500 días de prisión preventiva de Raül Romeva, Dolors Bassa y Josep Rull. En el caso de Oriol Junqueras y Joaquim Forn hace más de 20 meses que están en prisión preventiva sin sentencia condenatoria.

El conseller de Acción Exterior, Alfred Bosch, insiste que "hay que cumplir con los dictámenes de organismos internacionales y que se respeten los derechos humanos"